Las aventuras de Diegomán y Albertomán. Ep2.

Había una vez un niño…
¡VIVIÓ MUCHAS AVENTURAS!
Diego.

1
Piopí el pajarito.

Un día íbamos al centro de Sevilla pero en el techo del coche había un pajarito. La madre llevaba galletas para merendar. Pero se las dio al pájaro llamado Piopí. Algunos días el niño pintaba a Piopí.

Una vez cuando volvieron de un cumpleaños y no estaba Piopí, el niño se acostó muy preocupado. Pero cuando se despertó, su madre lo encontró ¡estaba en el baño! Su abuela les visito he izo la comida. Mientras hacía la comida vio un pájaro muy, muy, muy grande. Cuando estaban en el salón vieron a Piopí, lo vieron mirándose en el espejo. El muy gracioso mirándose en el espejo, creía que era otro como él.

2
El viaje más loco.

Un día aparecí de pronto en un lugar de lo más loco. Había cabezas escupe fuego… Pero lo más loco era ¡que había dinosaurios! Yo me decía a mi mismo: ¿los dinosaurios no se habían extinguido?
Y había algo escrito: OTREBLA SE ODIGELE LE. ¿Lo entiendes? Míralo en el espejo.
¿Qué pone?
Ponía: EL ELEGIDO ES ALBERTO ¿Quién es Alberto?
-Es mi hermano dijo una voz ronca
-¿Quién eres?
-Soy yo, el mago más malo del mundo. ¿Quiénes sois vosotros?
-¡Corred! Dije yo. Yo estaba corriendo y me encontré con un castillo.

Resultado de imagen de CASTILLO

Entré y había una reina, se llamaba Sofirina. Yo le pregunte: ¿tienes algún caballero o alguien que me pueda ayudar?
-No. Pero ¿que buscas? Dijo Sofirina.
-Busco a Alberto, el elegido.
-Yo soy hermana de Roberto el mago malo y también de Alberto. Dijo Sofirina.
Así que fuimos en busca de Alberto.
-Tenemos que pasar el rio de fuego. Dijo Sofirina.
Después de muchas horaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaassssss
Llegamos, había mas cabezas escupe fuego.
-¿Por donde lo cruzamos? Dije yo.
-Por ese tronco. Dijo Sofirina.
A mi me daba miedo pero no se lo dije a nadie.

3
Adiós amigos

Al fin cruzamos pero las cabezas escupe fuego no nos dejaban pasar. Por suerte yo había llenado mi botella de fuego. La tire y las cabezas fueron a por ella.
Vimos una casa muy bonita. Entramos y allí vivía Alberto, que es el elegido.
Yo dije: ¿de qué es el elegido?
-De salir en todos tus cuentos.
Y de pronto me caí de un precipicio.
¡Solo fue un sueño!
Estaba en mi casa, en una fiesta de pijamas con mis amigos. Al día siguiente se despertaron todos mis amigos y mi hermano Alberto. Me di cuenta de que soñé con él. Era mi hermano, no hermano de Sofirina, ni del mago más malo del mundo. En ese momento, me vino a la cabeza una pregunta: ¿Qué había sido de Roberto?

En la próxima página los personajes.

Roberto: el mago más malo.
Sofirina: la reina más buena.
Alberto: mi hermano.
Diego: Soy yo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.